sábado, 7 de febrero de 2009

El paso del ecuador

Dulós
Pasaron las fiestas, las visitas familiares, los regalos… y volví al día a día con resignación. El día 8 de enero tocaba la tercera sesión de quimioterapia, y no me apetecía lo más mínimo. Esta vez pasé seis largas horas en el hospital porque cada prueba o exploración obligaba a un nuevo retraso. Si al llegar -con los habituales análisis que deciden si puedes o no tomar la medicación de la quimio- se comprueba que tus defensas están bajas, te obligan a retrasar la toma una semana o dos, hasta que consigas los valores mínimos. Y estos resultados también tardaron mucho más tiempo de lo habitual. El laboratorio del Hospital de Madrid Sanchinarro trabaja de una forma muy eficiente, pero si coinciden tus pruebas con un día en que hay mucha gente en urgencias o en la UVI, dan preferencia a estos pacientes, como debe ser. Cuando llegaron mis resultados, me atendió mi oncóloga, la doctora Laura García Estévez. “Tus análisis están fenomenal” me dijo con satisfacción. Entusiasmada, le expliqué que me cuidaba mucho, sobretodo en la alimentación, y la doctora, con afecto y estima, me animó a seguir en este camino. Mi cuerpo está respondiendo muy bien a la quimioterapia.

La sala del hospital de día, donde recibo la medicación, estaba casi al completo. Pero todavía quedaba un sillón vacío que ocupé. La enfermera, como siempre, me dijo que tomara aire para clavarme la aguja especial del gota a gota en el port-a-cath. Una aguja mucho más corta y gruesa que las de las inyecciones normales. Así lo hice con todas mis fuerzas, pero ese día un grito ahogado salió de mi garganta. Nunca me había dolido tanto el pinchazo. La enfermera me comentó que sesión tras sesión, la piel se torna más sensible. “Otro de los efectos de la quimioterapia”, pensé. Y todavía me quedan tres sesiones…

Pasaron las dos horas y media que dura la toma, y… a casa a esperar los temibles efectos. Antes de salir del hospital, no puedo evitar ir al baño a hacer pis -un pis que por cierto, es de color rojo, igual que el líquido de la quimioterapia-. Y justo al llegar a mi domicilio debo volver al baño. Las siguientes horas son un ir i venir constante. Es fastidioso porque no consigues ni dormir dos horas seguidas.

Los efectos de esta tercera sesión de quimio fueron muy parecidos a los de la segunda. Mucho sueño y cansancio, y multitud de problemas en la boca: los hongos volvieron a aparecer, así como las molestas llagas que no me dejan casi comer. Esta vez, mis ánimos no han estado tan altos y firmes como días atrás. Soy fuerte y llevo la enfermedad lo mejor posible. Pero un pequeño bajón moral me dejó esta vez fuera del juego de la vida. Durante unos días no tuve ganas de coger el teléfono… La tristeza y el decaimiento se apoderaron de mí ser, aunque racionalmente soy incapaz de explicar qué circunstancia o pensamiento me hundió en el pozo. Quizá la navidad, la ternura que me despertaron mis sobrinos, el amor hacia mis padres y hermanas, la nostalgia de no tenerles cerca, los recuerdos de mi amiga Nuri… Lloré, y esas mismas lágrimas de sufrimiento y desconsuelo son las que me animaron y me hicieron creer de nuevo en la vida. Derramar lágrimas por nobles y cálidos sentimientos no tiene precio. Así quiero que sea mi vida, que las emociones y pasiones consigan llegar a mi corazón.



Eduardo:

Definitivamente, los efectos de la quimio parece que se “estancan”, produciendo mucho cansancio durante unos días y problemas en la boca, pero prácticamente nada de vómitos, ascos o falta de hambre, lo que está haciendo que Dulós la soporte mucho mejor y, obviamente, que yo esté mucho más tranquilo. Por cierto, que el otro día se tomó una paletilla de cordero entera, eso debe ser buena señal!!!

A pesar de todo, como es lógico, hay algún día más duro que otro -aunque son pocos- pero enseguida se notan: sólo hay que mirarla a los ojos. En esos días lo único que se puede hacer es estar más cerca de ella si cabe, y no dejarla tranquila, no dejarla pensar. Estamos en el buen camino y aunque quede mucho por delante, ya mismo termina el tratamiento “duro” y hay que prepararse para el después. Y hacer planes es estupendo, y saber que se harán realidad mejor, ¿verdad?

18 comentarios:

Tere dijo...

Según me cuenta mi hermana,que también pasó por quimio y radioterapia,las venas se encallecen en el lugar en el que se pincha tantas veces,no te sientas mal por no estar a tono,estás pasando por una enfermedad y experimentarás todo un vendaval de emociones,positivas y negativas,date un respiro y si has de pararlo todo ¡hazlo!.Yo,por ahora,no tengo cáncer pero mi enfermedad es incurable y mantenerme viva destroza mis órganos vitales día a día.El mismo hecho de no tener salud hace que el ánimo se deprima,es mejor aceptarlo,descansar,llorar,acurrucarse
y recuperarse un poquito.
Te envío mis mejores pensamientos para estos momentos duros,te deseo que sean lo más cortos posibles.Un abrazo

Tere dijo...

Tienes un perro precioso.

Iris de Brito dijo...

Es verdad que tu perro es precioso, se parece a mi Coqueta, que ya no estâ con nosotros!
Animo, todo va a terminar pronto y saldrâs mâs fuerte de todo esto!!
Un abrazo a los dos!

Lady Read Morgan dijo...

Hola Dulos, visita aquesta guia per si es el del teu interes. Un bes gegant i estàs meravellosa, perque també eres meravellosa.

http://lady-read.blogspot.com/2009/02/guia-de-cuidados-esteticos-para-lael.html

Mª Angeles

muxica dijo...

Entro a dejarte un abrazo lleno de cariño.
Biquiños

piruleta dijo...

Volviste a emocionarme con tus palabras, Dulós.
Volviste a hacerme llorar.
Y sobretodo, volviste a hacerme ver que la vida hay que tomarla en actitud humilde, con esperanza, con ganas infinitas locas por vivir...
Debes de ser una gran persona. Tierna, dulce y con afán siempre de inquietud...

Descansa, llora, y sobretodo escribe, vale.
Cuídate, Dulós.
Cuídate.
Un abrazo siempre de ánimo y paz.
Lluis

Isangel dijo...

Es curioso, pero nada mas comenzar a leerte note que tus animos no estaban como en otros post en los que te he leido. Y bueno... supongo que esta dentro de la normalidad. A todos nos ocurre que tenemos dias mejores y peores, en tu caso estan muchisimo mas justificado.
Pero te miro a los ojos en esa preciosa foto que nos ofreces tapadita con tu mantita y no puede dejar de ver en ellos un brillo especial que me hace estar segura de que es solo eso una racha de bajon y que pronto volveras a mirarnos a todos desde arriba, en el bueno sentido de la palabra...
Me ha encantado leer tambien a Eduardo por primera vez... teneis una gran suerte de teneros el uno a el otro.

Un abrazo enorme y sigue cuidandote preciosa.

Isangel

Juanjo dijo...

Hola Dúlos. Me alegra mucho que estés más animada, eso es bueno para ti y tambien para Eduardo, que él tambien esta pasando lo suyo porque te ama. Un saludo para los dos. Juanjo
P.D. Ya queda menos.

angels blog dijo...

Hola Dulós,

Ara estic una mica més desconectada, i ja no passo tant per els blogs, peró vaig mirant per veure que feu les meves "col.legues".

No et desanimis, el que has de fer es el que em recomanaven a mí també, que es anar descomptant. Cada sessió de quimio, vol dir que queda menys.

No te n'adonaràs i ja haurà passat, i com diem els catalans "tal dia farà un any".

De tota manera, et veig molt valenta i molt forta.

Molts ànims i un petó ben fort,

Àngels.

Anónimo dijo...

Estimada Dolors,

No em puc imaginar el que estàs patint, perquè jo mai (per sort) he arribar a patir tant. He tingut els meus "achuchones", m'han operat tres vegades de quistes als ovaris, m'han tret l'ovari dret... També he passat per tractaments molt dolorosos d'estimulació d'ovaris per quedar-me embraçada (cosa que mai vaig aconseguir), quatre "in vitros" i un llarg etcètera. Però, esclar, comparat amb el que tu estàs passant, lo meu és "pecata minuta".
Recordo també que tothom em donava consells i això era el que més em molestava, perquè el primer que penses és: "sí, però tu no et troben en la meva situació". Per això, jo mai dóno consells ni intento treure dramatisme als moments en què un està patint. L'única cosa que puc fer, des d'aquí, és enviar-te el meu suport i desitjar-te el millor del món. Pensa que, com tu mateixa dius, ja ets al "pas de l'Equador". Petons,
Maria

Anónimo dijo...

Hola Dulos: Hace tiempo que te leo y veo que eres muy valiente. Hace un año que he pasado por todo eso, dos operaciones, 6 sesiones de quimio y 33 de radio. Es muy duro pero se pasa. Cuando miras hacia tras te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, hace seis meses no tenia pelo y ahora lo tengo mas fuerte que antes y muy rizado.
Yo le tengo mucho miedo a las agujas y a las que te pinchan el port-a-cath mas por lo gruesa que es y hace mucho daño. Una enfermera me dijo que me diese una pomada que tiene anestesia ( EMLA crema ) Me la pongo hora y media o dos horas antes de que me pinchen y no duele nada. Sigo usándola porque cada veintitantos días tenemos que ir a que te limpien el port-a-cath. Te deseo que pase pronto y que sea muy suave.
muchos besos

Darilea dijo...

Entré en tu blog, por recomendación de Muxica (al leer su blog).
Me has erizado la piel, tu fuerza me ha desbordado, tu esperanza y tu valentía te llevará a buen puerto, creo que el optimismo es la mejor vitamina para seguir.
Sin duda eres un ejemplo.
Un beso y un abrazo muy sincero.

Paco dijo...

Dulós: L'altre dia a Ca la tieta Teresa -el dia de la trucada multifamiliar amb motiu de la trobada de les germanes (i cunyats...)- les 8 tietes, 8, es van comprometre a que en el futur faran un curs d'Internet per seguir més de prop les teves vivències. I ja vas veure que tothom rema en la mateixa direcció. I la barca va!
D'aquí uns dies la family Ruera organitza les que seran les primeres Jornades de Convivències durant un cap de setmana que reben també el nom de Jornades del Coneixement i que tindran lloc a la Masia de Can Vilalta els dies 28 de febrer i 1 de març.
Petons i records!

carlos mateo beltran dijo...

Hola Dulos.

He encontrado tu blog por casualidad. Ya tengo trabajo, leerte.
Yo también padezco cáncer, otro tipo, pero cáncer al fin y al cabo. A mis 31 años quise morirme cuando me lo diagnosticaron (hace un año), pero he sabido buscarle el lado bueno de la enfermedad.

Te deseo todo lo mejor, y desde aquí te mando toda mi fuerza, para que, entre todos, erradiquemos esta enfermedad.

piruleta dijo...

Hola Dulós, buenas tardes.
¿como te encuentras? Espero y deseo que todo vaya bien. Que nunca desfallezcas y siempre vayas con el ánimo e ímpetu de siempre.
Eres fuerte y eso se tiene que hacer notar. Vales mucho y tienes que luchar...
lucha con actitud siempre humilde,
vive en paz y en gratitud,
y nunca, por favor, desfallezcas.
Un abrazo de ánimo
Lluis

Anónimo dijo...

Hola Dulós : acabo de encontrar tu blog por casualidad ( bueno exactamente hace dos horas y media) y no he podido dejar de leerlo de cabo a rabo, madre mía , no se explicarte el torrente de emociones que me has hecho sentir, siento admiración , sí creo que esa es la palabra que lo expresa : ADMIRACIÓN (con mayúsculas)admiro tu valentía para enfrentarte a una enfermedad con tanto coraje y para hacerle frente con dos cojones ( y perdona la expresión pero no se decirlo ded otra manera)la verdad es que en estos casos sólo hay un camino que es : de frente y sin mirar atrás...no mires atrás ,sigue, sigue ...eres un ejemplo de superación y de ganas de vivir , de verdad que no tengo palabras para explicarlo ( bueno sí las tengo pero me pasaría escribiendo toda la noche)
Te mando toda mi energía positiva ( tengo una manía muy tonta de decir eso y la verdad no si es posible mandar energía a los demás pero por si acaso....)mucha fuerza y enhorabueno por ese compañero de vida que tienes
Un abrazo. Vicky

BELMAR dijo...

fuerza!!

piruleta dijo...

Querida Dulós, llegas siempre a emocionarme con tus palabras, y sobretodo viendo tu entereza y fuerza con que llevas tu vida...
Quería desde mi humildad, mandarte miles de abrazos y ánimos, por ello quisiera que entraras en mi blog porque tengo algo para ti, un regalo sincero.
Un abrazo para toda tu gran familia
Lluis