jueves, 23 de julio de 2009

La reina de los efectos secundarios


Dulós:
Mis padres siempre me han contado que desde muy pequeña ya era una niña con una personalidad muy fuerte. Según ellos, era muy impetuosa y tenaz, y también, tozuda y muy segura de mí misma. Cuando quería algo, era muy difícil hacerme cambiar de idea. Mi padre, que tiene un humor un tanto singular, ya desde mi tierna infancia me gastaba bromas en relación a mis “orígenes”. Decía que no me parecía a nadie de nuestra familia. Sabía que esas palabras me sacaban de quicio. Me dirigía sus chanzas con todo el cariño y amor del mundo. Todavía hoy me gasta las mismas bromas, y nos reímos los dos juntos, aunque ya no soy una niña que se lo cree todo. Pero de pequeña, en algunas ocasiones si llegué a creer lo que me contaba.

También era muy espontánea y natural y si quería vestir de un modo informal o alzaba la voz sin darme cuenta, mi padre me aseguraba que yo no era Domènech-Ruera. Y me explicaba con todo detalle que un buen día, mientras él y mi madre paseaban por el campo, me habían encontrado debajo de un puente medio vestida. Me comentaba que pensaron que provenía de una familia muy, muy pobre, y como les di lástima, me llevaron a su casa. Cuando mi padre me contaba esta historia, yo me enfadaba mucho, porque siempre me he sentido muy orgullosa de pertenecer a mi familia. Además, yo era la más patosa de la familia, la que siempre se caía, se rompía huesos, y además se arañaba y se hacía cortes… Cuando mi madre decía: “niñas, cuidado con… tal cosa”, yo le respondía: “mamá, di cuidado, Dulós”. Paradójicamente, en otras ocasiones, y justamente al contrario, me salía la “vena pijita”, es decir, me gustaba a veces despuntar por ser demasiado fina y elegante. Entonces, mi padre me aseguraba que yo era hija de un marqués y que por mis venas corría sangre azul. Que el marqués había muerto y ellos -mis padres- me habían adoptado.

Toda esta historia la reviví la larga noche anterior a la prueba del Pet-tac, en la que dormí muy mal, como me ocurre siempre cuando a la mañana siguiente tengo que someterme a pruebas y exploraciones. Los nervios siempre me atenazan. Eduardo y yo nos levantamos a las ocho de la mañana porque la cita en el Hospital era a las diez. Esta vez debía ir en ayunas: no debía haber comido nada en ocho horas, pero por suerte si me dejaron beber agua. Llegamos puntuales, y enseguida me atendieron. Una enfermera muy amable me llevó a una pequeña habitación. Allí, me inyectó los radiofármacos -agentes radioactivos- y me dijo: “ahora tienes que esperar una hora a que el medicamento llegue a todo tu cuerpo. Si quieres, puedes dormir.” Realmente no me costó nada echar una cabezadita. Me recordó que durante todo el día no podía estar cerca de niños ni de embarazadas. La radiación podría transmitirse y ser fatal para ellos. En el Hospital también existen unos aseos especiales para los enfermos a los que se les ha inyectado radiofármacos. Transcurrida una hora, un enfermero me despertó y me llevó a la sala de la enorme máquina que realiza el Pet-Tac. Allí acostada estuve unos 20 minutos, donde el frío era muy intenso. El enfermero me arropó, no con una, sino con dos mantas. El aparato es muy parecido al del Tac -a vista de las personas que no entendemos en medicina- pero más grande. La plancha en la que te encuentras, se va moviendo horizontalmente y, a diferencia de la máquina del Tac, no hace ruido. Y se agradece. Al terminar la exploración, me sentí liberada. Confío en no tener un nuevo cáncer, y deseo no pisar un hospital en mucho tiempo. Me despedí del personal sanitario con una alegría inmensa.

Edu quería transmitirme la confianza que él sentía en el resultado positivo de la prueba. Y me invitó a comer a un buen restaurante. Se sentía optimista y quería que yo me sintiera tan feliz como él. Yo comí poco, pero él se puso entre pecho y espalda una fabada que le sentó de maravilla. ¡Cómo me gusta cuando le veo feliz!

Al llegar a casa, vi un poco la tele, me conecté a internet, doblé la ropa limpia, puse el lavavajillas… Me sentía bien. Pero alrededor de las seis de la tarde sentí morirme. Desde esa hora y hasta las tres de la madrugada tuve continuas náuseas y vómitos, me dolía mucho el estómago, padecí un fuerte dolor de cabeza, y me salieron unos enormes granos en las axilas y debajo de los pechos. En un primer momento me asusté, y enseguida busqué en internet los efectos secundarios de los radiofármacos, y descubrí que los padecía “todos”. Aluciné. Leí: “Efectos secundarios, algunos de los cuales se dan en muy “raras” ocasiones”. Me quedé helada. Todos los que se detallaban en la larga lista, estaban en mi cuerpo.
¿Veis como es verdad que lo pillo todo? Y lo digo con humor, pero es la historia de mi vida… Tenía razón mi madre cuando me decía que tuviese cuidado…

29 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Jejeje! a mi cuando me dicen que es una en un millón de que te pase,tiemblo,siempre me agarré todo! jejeje!
te entiendo Dulós!
te deseo que todo esté bien y que no tengas nada y te doy un abrazo fuerte!Me causó gracia lo que relatabas de tu papá, a mí, mi padre me decía que me habían encontrado en una caja de cartón con un montón de gatos y yo lo creía porque siempre me encantaron los gatos,jejeje!
Un abrazo amiga querida!buen fin de semana

Alfonso dijo...

Esos efectos secundarios son los síntomas de la guerra. Ahí ahí, ahí están los fármacos llevándose a las células locas para que no molesten ni asusten más. Claro que también se llevan algunas buenas, pero bueno, en el ajedrez nos dejamos comer peones, y al final, hala, jaque. Y a tomar por saco el que nos ha estado fastidiando todo este tiempo.
Animo y para adelante, que cada vez habemos más gente empujando. Y esta batalla, sí la vamos a ganar. Palabra de Alfonso :)

Lucerito dijo...

Dulos, a mi también me dio muhca gracia lo que comentas de tu padre, se paso, seguramente cuando eras pequeña si te afectaba, lo bueno es que ahora te puedes reir de ello.

Desde aca te mando las buenas vibras para que todo salga perfecto en el Pet, y espero que ya estes mejor de los efectos secundarios... que que molestos pueden ser.. aunque te diré que a mi no me han dado en ninguna de las dos ocasiones que me han hecho este estudio..

Te mando un abrazo muy grande y te deseo lo mejor de corazón.

Isangel dijo...

Ayyy pobrecita mia.... Me ha encantado leer tu historia de pequeña. Se nota que tienes unos recuerdos muy tiernos de aquellos dias. Y eso es importante.

Espero que esos efectos secundarios no duren demasiado y vuelvas a la normalidad.

Muchos besos

Nerim dijo...

Mi querida Dulós, esa historia que te contaba tu padre también me la contaron a mi, pues según ellos,yo era la rebelde, la rara y lo que más acostumbraban a decir era que yo era una chiquilla poco corriente porque mientras todas las niñas de mi edad siempre tenían algo, yo lo único que había pasado era la tosferina y nada más.

No te preocupes por los efectos secundarios, ya verás que todo pasa y que los resultados serán buenos. Ten confianza, sueña y juega con tu imaginación, pensando que toda esta pesadilla pasará pronto y no volverá jamás.

Tu te mereces lo mejor de lo mejor y lo tendrás, está escrito en las estrellas, estoy segura de ello,no tengo ninguna base científica ni médica para asegurartelo, pero así será, ya lo verás.Viene tu tiempo de ser feliz, de estar sana y disfrutando de la vida, de lucir un buen escote, de tener una linda cabellera, es así de sencillo.

Un besote grande y todo mi cariño

josep estruel dijo...

Hola Dulós.
Casi podríamos decir que "una mica trapella" si que eras.
En cuanto a los efectos secundarios ni se te ocurra buscarlos por Internet. Piensa que por allí circula gente como yo, y dejo rastro de los mios,!Que solo son mios¡, no te equivoques.
No te preocupes por ellos y si te gustan los bombones que te los regalen, que bien merecidos los tienes.
Lo digo porque las cosas dulces también son efectos secundarios.

Dulós, ahora, dentro de poco, cuando ya estés bien, por favor escribe un poco de todo. Creo que todos te lo vamos a agradecer. A mi por lo menos me gusta como escribes.
Un petó.

MARIETA dijo...

Confío contigo Dulós, que va a salir bien, verás.
Y por cierto, est´s muy guapa, el naranja te sienta de maravilla.

* HADA ISOL dijo...

Es verdad lo que dice Josep sobre internet,si te dió tranquilidad leerlos ,para orientarte bien, pero siempre mejor consulta a un doctor ellos son los que saben ,y también es verdad que escribes hermoso y que cuando te sientas mejor te lo pedimos, escribe siempre, porque leerte es muy grato,eres una persona excepcional,se nota en todo lo que dices,en lo que muestras y en tus fotos,tienes una mirada especial,que gusto dá conocerte,un abrazo!

Marta dijo...

Dulós
Pobre pero delicá.....jajajaja.Ánims carinyo, ja veuras com tot sortira bè.
Es tota aquesta incertessa la que fa mes por.Un deu per L'Edu, segur que per ell tampoc es gens facil, aixi i tot intenta mantenir una normalitat, molts de petons per els dos.
Per cert, jo a la meva filla quan era petitona li deia que uns gitanos l'habian deixat a la porta de casa, encara ara riem, sempre em diu que aixo la va traumatitzar, ja que es pensaba que era veritat...que cruels que podem ser les pares a vegades!!!!.
Mes petonicos i una abraçada tendre.

Carlos Mateo Beltrán dijo...

jajaja, que historias nos contaban nuestros padres eh...
Yo recuerdo un cuento que nos contaba mi madre para comer cuando estábamos todos los primos juntos, y acabábamos llorando, y padres, mis tíos y abuelos muertos de risa.... los recuerdos de la infancia son los mejores, al menos para mi, que los guardo como mi tesoro más preciado.

En cuanto las pruebas, verás como tu presentimiento positivo se cumple. Estaré ansioso por ver que te dicen, y a por todas campeona...

Perséfone dijo...

animo animo animo.... todo irá bien. puedes con todo lo q te echen y este vranos será memorable. SEGURO! un beso enorme ¡¡guapa!!

piruleta dijo...

Buenas tardes querida amiga.
un amigo mio, de pequeño, se cayó dentro de un pajar con tal mala fortuna, que se clavó la aguja en el culete...
Cada uno tenemos nuestras cosas...
Yo guardo una infancia genial en mi corazón, mis pequeños juegos, mis cositas...
Tú eres grande en todo, ya desde pequeñita lo eras y lo sigues siendo.. no cambies nunca...

Alguien me dijo una vez, que no tenemos que dejar de irradiar calor, para que otros no mueran de frio... Aquello me quedó dentro y siempre lo recuerdo, además era una frase que me dijo al poco antes de casarme...

Tú tienes una familia genial, unas hermanas maravillosas y unos grandes padres, y sobretodo alguien muy cercano, Eduardo, cuidaos y amaos... y sobretodo mucha felicidad.
Os queremos y tu sobrinita ya me pregunta por su tita Dulós, la catalana de Madrid me dice..
un beso y os queremos de corazón
lluis

Anónimo dijo...

Estimada cosina,
M'agrada molt el que escrius. Ets una persona molt positiva, que sap agafar-se les coses amb humor! I, després de tot el que has patit, això és fantàstic!
Jo, de nena, et recordo amb una certa enveja... Eres molt maca (encara ho ets -ja ho diu un vell refrany castellà: "quien tuvo, retuvo"-), vesties molt bé, i tant els avis com els tiets parlaven "meravelles" de tu! Recordo haver anat amb cotxe amb els meus pares i els tios Pacos i no escoltar altra cosa que: "si la Dolors és tan guapa, tan graciosa, tan simpàtica, tan intel·ligent..." Jo tenia la mateixa edat que tu i aquests comentaris em desesperaven! No t'ho havia explicat mai, oi?
Vull dir que no diguis que eres el "patito feo" de la família, perquè des de fora eres tot el contrari. Jo , per tenir germanes molt més grans, no vaig patir de "gelos", però si faig memòria... de tú potser sí que en vaig tenir!
Bé, guapa, superats aquests petits "traumes" infantils (que ara em fan molta gràcia), el que sento per tu és una profunda admiració. T'estimo moltíssim per ser com ets: tan sincera,tan carinyosa, tan valenta, tan lluitadora, tan "persona", en una sola paraula. I desitjo, com tots els que t'estimem, que els resultats d'aquesta prova no ens donguin cap ensurt! Ja veuràs com serà així!
Rep una abraçada ben forta,
Maria.

josep estruel dijo...

Hola Dulós.
Em permets que feliciti a la teva cosina María. Es una carta totalment entranyable. m'agradat moltíssim. Te asseguro que si jo fos la Dulós, d’ella faria un post.
Una abraçada.

Albino dijo...

Desde hace mucho tiempo me jure que no leeria los papeles informativos que vienen en las cajas de medicinas, y ahora lo extiendo al Google.
Si haces caso a eso, por un catarro de nada puedes acabar pensando en que padeces de todo.
Asi que tranquila. Posiblemente despues de unas horas te entraría esa crisis con diversos efectos (las conozco por mi mujer), pero lo que importa es el resultado.
Y ese seguro que va a ser positivo.
Como el de mi cabeza y su hermosa gorra que es la envidia de todos los colegas.
Un beso

Mariaisabel dijo...

Molt estimada Dulós,
Perdona que hagi trigat a posar-te un comentari. Porto uns dies que potser per la calor, no faig res, estic vaga!!!
Sento que hagis tingut problemes, però tot pasarà, bonica, ja ho veuràs. Ets una dona fenomenal !
Et vaig passar el meu email i cada dia miro si m'has escrit, ho espero amb molta il-lusió.
Quina història més entranyable ens has explicat. Que bonics son el records de la infantesa oi?
Molts, molts petonets, preciosa.

Pilar Bujaldón dijo...

Hola Dulós,que hermosas palabras te escriben todos tus amigos,estoy segura que te llega la energía
positiva que todos te enviamos,no te conozco personalmente pero te siento una persona muy cercana. Deseo de todo corazón que las pruebas salgan bién. Me encanta como escribes... lo positiva que eres, esa es tu fuerza Dulós, muchos besos y escribe más a menudo.

Mª José dijo...

Dulos que fotos mas bonitas!!! Esa niña zampabollos es genial!!!Tu chico si que entiende, una fabada asturiana como yo es lo mas!!! Si no... mira la abuela de la fabada ja,ja,ja.
Yo asturiana de padre valenciano de pequeña ceeaba y me decian que era hija de un gitano... me cogia unos rebotes de la os...Te deseo de corazon que esta vez todo salga bien. Y que las molestias te desaparezcan prontito. Tienes que ser fuerte mi niña... Si tu coraza está hecha de buen acero, entonces sobrevivirás.
BESOTES Y ACHUCHONES

Anónimo dijo...

Estimadissima Dulós,
Ja estic treballant i la meva lluita s'ha unit per llaços d'amor a la teva.
Anims princesa meva tot anirà bé.
M'ha agradat molt el teu escrit i a mi també em transporta a temps passats molts bons.
L'escrit de la Maria és realment una declaració molt bonica i entranyable.
Sents que tothom t'estima i aquesta és la millor de les medicines, és la força del món. L'única, i surt poc a Internet.
T'envio tota la força de la que gaudeixo.
Petons per tu i l'Edu

Tieta Rosa

Pepa dijo...

Jajajaja, leyendote a ti parece que escucho a mi hija, pues siempre le deciamos tambien que la habiamos encontrado debajo de un puente y hastya bien mayorcita nos lo preguntaba!
Bueno, niña, no te preocupes, en el barco de quienes todos lo recogen estoy yo también; ademas, ya no se si es psicologico o casual, que todos los años por vacaciones, en mi mes de vacaciones, me pasa algo; desde una vez que me rompí un dedo de la mano derecha y me escayolaron hasta el codo... no podia bañarme; optra vez, me tiré el aceite de una freidora en el brazo... imaginate; otra vez un esguince, pie escayolado.... y asi te podria contar muchos mas, asi que... dice el refran que mal de muchos consuelo de todos!! sobre todo, riete de todo, ten ánimos y fuerzas, eso que no falte, que verás que solo ha sido una simple alarma; pero..deja de fumar

Petons per a tu i per tos els teus; i espere que pases uns feliços dies amb els teus pares.

Sara dijo...

Todo va a salir bien Dulós, estoy segura!
Te he nominado a un premio en mi blog porque sin duda te lo mereces.
Un beso

Abi E. dijo...

Leendo tu relato cuando tu padre te decia que te habian encontrado debajo de un puente, me ha recordado cunado me lo decia a mi mi padre, debe ser cosa de padres, que no de madres este dicho.

Empujo con fuerza para que no tengas que volver al hospital, si acaso de visita, pero lo menos posible.

Besos sinceros

María José(mesonero68) dijo...

Jajajjaja me has recordado tanto a mi infancia.Siempre me decían que era adoptada y te juro que siempre que me quedaba sola en casa buscaba los papeles de la adopción jajjaa soñaba que mis verdaderos padres eran muy muy ricos y un día pararía un coche en la puerta y serían ellos que venían a verme, yo tenía claro que no me querria ir con ellos pero que me iban a comprar de todo a mí y a mis hermanos jajjajaj.Luego como no quería ayudar en casa mi madre me decía que yo en otra vida devía haber sido Marquesa o algo así jajjajja. Bueno seguro que la prueba da negativo. A mi hijo David de vez en cuando como cada dos años le inyectan el yodo radioactivo y le hacen una prueba, en el Gregorio Marañón, te imaginas que un día coincidamos allí? jjajajjaj joer sería alucinante pero vamos que sea porque vayamos a revisión nada más. Ufff hoy he comido lengua. Perdona mis faltas de ortografía.Muchos besitos GUAPÍSIMA.

Anónimo dijo...

Querida guerrera soy Isabel aquella que Carlos hace mención en su blog. Tengo que agradecerte tantas cosas aun sin conocerte...

Como relatas tu historia entre mezclando lo bueno y lo malo, me encanta que mires para el "jardín con flores" me alegra tanto que lo hagas. Dice mucho de tu fuerza.

Ayer empecé con la quimioterapia mi primer gotero pero ante todo iba con unas fuerzas inmensas y gracias a tí porque leí tu blog tu historia tu guerra, eres un ejemplo a seguir por favor, enseña los dientes al enemigo sobre todo con una gran sonrisa un beso compi

rOdOlFo PaRdO dijo...

hola Dulos,, mucho tiempo sin pasar... seguis siendo un ejemplo para mi, esas fuerzas,, ese impetud.. esa lucha... no me aflojes nunca. Sin lugar a dudas eres ese ejemplo que seguro dejara huellas atraves de los años. Sigue luchando por la simple razon que sos única y que vas a conseguir vencer a toda complicacion que se te presente. Sigue asi con este blog, un oasis para leer dentro de la web.

rodikine

Anónimo dijo...

Ja sabem que els resultats de les proves han sortit molt bé! Moltes felicitats guapa, estem tots molt contents.

Una abraçada

Míriam, Núria, Francesc i Pau

Pepa dijo...

A disfrutar de la platja!! aixi que ni un refredad heee, al metge no tingues que anar per a res!! Que ho pases allò mes de bo i t´oblides de tot el que has pasat. Disfruta tot el que pugues; petonssssssssssssssss

josep estruel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josep estruel dijo...

Dulós, perdona por borrarlo.
Me había confundido de post.
gracias.